21 de septiembre 2021

Continúa abandono,  discriminación arbitraria  y acciones  judiciales y políticas  en contra  de militares presos políticos.

Debido a lo anterior,  la pandemia causa estragos  en el penal de Punta Peuco. 

Esta pandemia es grave  en PP,  debido  a que este recinto no reúne las  mínimas  condiciones sanitarias  para afrontarla,  además de la desidia  de autoridades políticas y del poder judicial  al mantener  privados de libertad a ancianos  de la tercera y cuarta edad  con muchas enfermedades de base, algunos en situación muy grave. Debido a esto, el resultado  de  este abandono es: más de 100 contagiados,  más de  20 hospitalizados  y 5 muertos.

Definitivamente el gobierno debe reparar  la grave  discriminación  efectuada al  negarle arbitrariamente la libertad,  o reclusión domiciliaria  a militares ancianos y enfermos,  cuando se la otorgó  a todo el resto de la población penal chilena.

Por  otra parte,  en conversaciones  con integrantes  del  Poder Judicial,  se  ha  podido  apreciar que jueces  y ministros  que  juzgan actualmente a uniformados,  tienen  una  actitud preferente  para con “las víctimas de la Dictadura Militar”, olvidándose  de  que  hoy las  Víctimas  son estos soldados  que sirvieron lealmente  a sus instituciones  y a su  Patria .

Esto refleja la poca o nula actividad  de  las  instituciones  de  las  Fuerzas Armadas y de Orden,  y en especial  de  familiares  y amigos,  que sólo  hablan  y no actúan activamente  para  enfrentar  presencialmente  a ministros y jueces  que  no  están  actuando como tales, sin la mínima consideración  para nuestros  soldados. 

Hoy las verdaderas víctimas son los ancianos uniformados,  pero esto  no está  en la  mente  de ministros y jueces.  En consecuencia,  no actúan con justicia  ni toman las resoluciones adecuadas.  Para ellos  solo existen  las  “víctimas  de la Dictadura Militar”.

Las  instituciones,  familiares  y amigos  de  los uniformados  procesados y condenados,  deben reparar  esta grave  inacción,  que  ha causado  que  los  MILITARES PRESOS POLÍTICOS, estén en precarias condiciones legales, penitenciarias y de salud,  hechos  que  han conducido  a la muerte de varios de ellos.

María Loreto Iturriaga Baeza

Presidente

Fundación VJPPM

liturriaga@fundacionvjppm.com

www.fundacionvjppm.com

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.