Ceremonia funeraria realizada en el patio del penal de Punta Peuco, en homenaje al Sr. GDD. (E) Hugo Salas Wenzel (QEPD).

1. Introducción.

2. A nombre de su promoción, el Brigadier Sr. Roberto Schmied Zamzi.

3. A nombre de los integrantes del módulo 4. Hará uso de la palabra el Brigadier Sr. Patricio Román Herrera

4. A nombre de los miembros del Ejército de Chile, lo hará el Gral. de División Sr. Raúl Iturriaga Neumann

5. Como señal de recogimiento por su sensible partida, guardemos un minuto de silencio

6. Para despedirlo de su vida terrenal, se invita a los creyentes a rezar la oración que Jesucristo nos enseñó, Padre Nuestro.

7. Para simbolizar la partida de nuestro General, entonemos la marcha “YO TENÍA UN CAMARADA”.

HOY ESTAMOS REUNIDOS PARA DESPEDIR AL GENERAL HUGO SALAS WENZEL. SU INESPERADA PARTIDA NOS HA LLENADO DE PESAR Y A REFLEXIONAR EL INSONSABLE SENTIDO DE LA VIDA. EN PALABRAS DE GOETHE, NUESTRA VIDA ES EL CARRO TIRADO POR LOS CABALLOS DEL SOL QUE NOS LLEVAN POR CAMINOS SINUOSOS, RECTOS A VECES, CON GIROS A UN LADO Y A OTRO LADO, DETENCIONES Y LUEGO UN REANUDAR CON MARCHA GALOPANTE O TRANQUILA. ¿HACIA DONDE VAMOS? QUIEN SABE SI APENAS SABEMOS DE DONDE VENIMOS.

MI GENERAL HA DESCENDIDO DE ESE CARRO Y AHORA CAMINA EN PAZ POR LOS CAMINOS DE SU CIELO.

Intervención del brigadier Roberto Schmied Zanzi.

El día de hoy, despedimos a nuestro amigo Hugo Salas Wenzel, general del Ejército de Chile., hombre honorable, sencillo y gran organizador.

Soy testigo de su trabajo profesional y de organizador de actividades que nos entretenían y amenizaban nuestra estadía en este lugar.

Fue ayer que lo vimos irse sin regresar y ahora está a la diestra de Dios Padre.

Merece un homenaje como persona, superior y amigo. Le envío en este momento de pesar un sentido pésame a su distinguida esposa Gipi e hijos.

Hugo, querido amigo, te echaremos de menos y te digo “que la grandeza de los hombres, no se mide por sus heridas sino por la entereza de afrontar situaciones y en la forma de levantarse.

Tú, fuiste fuerte y supiste vencer las ingratitudes del destino.

Amigo mío y de todos nosotros.

Descansa en paz.

Palabras del brigadier Patricio Román Herrera

General Hugo Salas Wenzel.

No es una despedida, es un recuerdo.

Hombre que, al accionar en la vida, sufrió, se alegró, amó, lucho y debió de reflexionar en cada uno de los escenarios que la vida le dispuso.

Todo hombre para apreciar una alegría, es necesario que haya experimentado desventuras.

Debemos sacar lecciones e incrementar nuestra experiencia vivencial de situaciones, como ésta.

La experiencia no es sólo haber visto lugares, conocer diferentes personas y cosas, sino, reflexionar de cada una de ellos.

El militar busca la manera de lograr sus objetivos, pero también debe saber cuando esos objetivos son imposibles de obtener.

Hace falta más valor para soportar los sufrimientos que buscar la muerte.

Siempre tendió una mano generosa para ayudar a quien lo solicitaba y el mejor reconocimiento a una buena acción, es haberla hecho.

Fanático de varios deportes y se entregaba inicialmente a su práctica y posteriormente se le veía transitar por los lúgubres pasillos enrejados, con la organización de las olimpíadas internas.

Este momento de íntima emoción, reflexionemos sobre aquella arma que nos dio la naturaleza para combatir las desventuras, que todos la tenemos y saberlo, la utilizamos, pero es difícil definir.

Me atrevo a decir que la esperanza es el bien común de todos; incluso a aquellos que le han quitado todo, o perdido todo, aún la poseen. Él lo entendió así y nos dejó como mensaje. Me puedo atrever a decir que la esperanza es el sueño feliz de un hombre despierto. La esperanza es el alimento del espíritu.

Mi general nunca abandonó la línea de fuego en esta batalla contra la vida, no se rindió al dolor ni abandonó el campo de batalla. Nosotros debemos copiar el ejemplo de continuar en la línea de fuego en la lucha diaria de la vida.

No puedo terminar mis palabras, si no me refiero a la viga maestra que lo apoyó, sostuvo e impulso a continuar con su lucha diaria. Su familia, tal como ocurre con nuestras familias.

Si en determinado momento nos brotan algunas lágrimas, ellas con la sangre de nuestra alma.

Mi general, donde esté, no estará desnudo, ya que está protegido y vestido con el amor de su familia que estará con usted para siempre. Mi general Hugo Salas, descanse en paz.

Palabras del general de división Sr. Eduardo Iturriaga Neumann.

Resumen de su homenaje a mi gral Salas, ya que fue pronunciado sin lectura.

Despedimos a un gran profesional y mejor amigo. Deja a su esposa Gipy y a 4 hijos.

De gran modestia y sencillez, en su vida profesional alcanzó los mejores cargos que un soldado puede aspirar:

Seleccionado para ser teniente instructor de la Escuela Militar.

Como capitán en el regimiento Maipo.

Alumno de la Academia de Guerra del Ejército, graduándose como oficial de estado mayor,

Comandante de una de las unidades más importantes del Ejército; el regimiento Rancagua de Arica, desde cuyos patios se ve la gloria de su historia, el Morro de Arica.

Director de la Escuela Militar, nuestra alma mater.

Comandante de Institutos Militares.

Director Nacional de Inteligencia.

Jefe del Estado Mayor General del Ejército.

Brillante carrera. Sirvió con dedicación al Ejército y a la Patria.

Vino el pago de Chile. Preso por servir a la Patria y al Ejército.

Integrante de los Batallones Olvidados.

Hoy cumple su última destinación: de los batallones olvidados a los batallones celestiales. Se transformó en el número 35 de los fallecidos privados en libertad en el actual gobierno y en los más de 100 ex uniformados procesados o condenados privados de libertad fallecidos en el país, por hechos ocurridos casi medio siglo atrás.

Querido amigo, camarada de armas, General de División Hugo Salas Wenzel… ¡Descansa en Paz!

Palabras del general de división Sr. Eduardo Iturriaga Neumann.

Resumen de su homenaje a mi gral Salas, ya que fue pronunciado sin lectura.

Despedimos a un gran profesional y mejor amigo. Deja a su esposa Gipy y a 4 hijos.

De gran modestia y sencillez, en su vida profesional alcanzó los mejores cargos que un soldado puede aspirar:

Seleccionado para ser teniente instructor de la Escuela Militar.

Como capitán en el regimiento Maipo.

Alumno de la Academia de Guerra del Ejército, graduándose como oficial de estado mayor,

Comandante de una de las unidades más importantes del Ejército; el regimiento Rancagua de Arica, desde cuyos patios se ve la gloria de su historia, el Morro de Arica.

Director de la Escuela Militar, nuestra alma mater.

Comandante de Institutos Militares.

Director Nacional de Inteligencia.

Jefe del Estado Mayor General del Ejército.

Brillante carrera. Sirvió con dedicación al Ejército y a la Patria.

Vino el pago de Chile. Preso por servir a la Patria y al Ejército.

Integrante de los Batallones Olvidados.

Hoy cumple su última destinación: de los batallones olvidados a los batallones celestiales. Se transformó en el número 35 de los fallecidos privados en libertad en el actual gobierno y en los más de 100 ex uniformados procesados o condenados privados de libertad fallecidos en el país, por hechos ocurridos casi medio siglo atrás.

Querido amigo, camarada de armas, General de División Hugo Salas Wenzel… ¡Descansa en Paz!

Palabras del general de división Sr. Eduardo Iturriaga Neumann.

Resumen de su homenaje a mi gral Salas, ya que fue pronunciado sin lectura.

Despedimos a un gran profesional y mejor amigo. Deja a su esposa Gipy y a 4 hijos.

De gran modestia y sencillez, en su vida profesional alcanzó los mejores cargos que un soldado puede aspirar:

Seleccionado para ser teniente instructor de la Escuela Militar.

Como capitán en el regimiento Maipo.

Alumno de la Academia de Guerra del Ejército, graduándose como oficial de estado mayor,

Comandante de una de las unidades más importantes del Ejército; el regimiento Rancagua de Arica, desde cuyos patios se ve la gloria de su historia, el Morro de Arica.

Director de la Escuela Militar, nuestra alma mater.

Comandante de Institutos Militares.

Director Nacional de Inteligencia.

Jefe del Estado Mayor General del Ejército.

Brillante carrera. Sirvió con dedicación al Ejército y a la Patria.

Vino el pago de Chile. Preso por servir a la Patria y al Ejército.

Integrante de los Batallones Olvidados.

Hoy cumple su última destinación: de los batallones olvidados a los batallones celestiales. Se transformó en el número 35 de los fallecidos privados en libertad en el actual gobierno y en los más de 100 ex uniformados procesados o condenados privados de libertad fallecidos en el país, por hechos ocurridos casi medio siglo atrás.

Querido amigo, camarada de armas, General de División Hugo Salas Wenzel… ¡Descansa en Paz!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.