Viña del Mar, 9 de febrero de 2022.

LABERINTO SIN SALIDA

Señor Director:

¿Estamos en un laberinto sin salida? pregunta Gonzalo Rojas en su columna de ayer titulada “Ilegitimidad de la Convención”.

A mi juicio no lo estamos, por cuanto el “Apruebo” no está asegurado, porque el “Rechazo” gana cada día más adeptos, y porque existe la posibilidad de una “tercera vía” en el plebiscito de salida, en el que los ciudadanos estarían constreñidos a aprobar el texto propuesto por la Convención Constitucional o mantener vigente la Constitución de 1980.

Una tercera vía, que podría ser aceptable para quienes no les satisface ninguna de las precitadas opciones, sería que el Congreso —que es el titular del poder constituyente derivado y que nunca ha perdido ni ha renunciado a tal potestad— reforme el artículo 142 que se refiere a dicho plebiscito.

Al respecto, propongo reemplazar las preguntas establecidas en el referido artículo por las siguientes: ¿Aprueba usted el texto de nueva Constitución propuesto por la Convención Constitucional?; ¿Aprueba usted mantener el texto de la Constitución actualmente vigente?; ¿Aprueba usted, como nueva Constitución, el texto de reforma propuesto por la presidente Bachelet? (en su mensaje ingresado al Senado el 6 de marzo de 2018).

Esta última opción podría ser aceptable para numerosos ciudadanos que pensaban votar “nulo” o “blanco” y los incentivaría a participar en un referéndum que a todas luces sería más democrático.

Si ninguna de las tres opciones alcanzare la mayoría absoluta, sería preciso realizar una segunda vuelta entre las dos más votadas a fin de asegurar legitimidad.

                 Atentamente le saluda.

                                                                            Adolfo Paúl Latorre

                                                                                    Abogado

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *